Top Mayo 2014

Por: Monamí

Si eres lector-oyente de esta modesta sección de recomendaciones musicales sé bienvenido al top de Mayo. Un mes más y desde nuestra opinión personal más o menos cualificada intentamos transmitir a todo el que se precie un poco de conocimiento musical sin más pretensión que el mero entretenimiento y la libre difusión. Nuestro gusto es nuestra bandera y a veces, como pasa este mes hay que sacar la segadora. La crítica musical ha dejado de ser crítica y eso es un inconveniente. Os preguntaréis por qué malgastar este espacio en reseñar cosas que no nos han gustado. Pues porque en el gusto también está incluido el disgusto y a veces ciertos discos también provocan decepciones que merecen ser explicadas. Atentos especialmente al Remember Me! de este mes que nos ofrece un viaje antipodiano de nivel extremo. Por cierto, hagan uso del apartado de comentarios que les ofrece esta sección, ya sea para mal o para bien, cualquier tipo de feedback siempre es de agradecer.

1.Gold-Bears : “For You”

Gold-Bears debutaron en el 2011 con el fantástico tratado de urgencia Noisepop titulado “Are You Falling in Love”, un excelente ejercicio de guitarras ruidosas y melodías de filiación c86. Su regreso no puede ser más acertado, quizás incluso más contundente y sin perder ni un ápice de aquella pegada sonora que nos encandiló. Rápidos e inflamados rememorando a los mejores Superchunk y con un parecido más que razonable con The Thermals o los Wedding Present más espídicos. Este “For You“ y la mayoría de temas que conforman el album “Delliance” son auténticos hits a propulsión.

2. Veruca Salt : “The Museum of The Broken Relationships”

A los que ya llevamos más de 20 años en esto del Indie, el comeback de Veruca Salt (formación original al completo) nos hace florecer una sonrisa de placer y nostalgia. Las chicas más guapas del panorama americano 90’s tuvieron un puñado de singles afortunados donde sacaban a relucir el libro de estilo Pixies bien aprendido con unos coros vocales (su gran fuerte) perfectamente empastados. “American Thighs “ es uno de esos discos que todo indie viejuno disfrutó de lo lindo y “Shether” y “Victrola” hits imperecederos. “The Museum Of Broken Relationships “ nos devuelve a las Veruca Salt más aguerridas y podríamos afirmar que en plena forma.

3. Underground Lovers : “Can For Now”

La banda Australiana lleva desde 1990 dando rienda suelta a su Psicodelia Pop. Estructuras clásicas con algunos elementos electrónicos que crean crescendos explosivos y bucles que desearías que nunca acabasen. “Can For You” es un ejemplo clarísimo de este ambiente magnético que logran juntando la influencia de la Velvet Underground y Sonic Youth con la tradición aussie. Absolutamente recomendables para fans de Deerhunter y Kelley Stoltz o Phoenix Foundation.

4. Jack White : “Lazaretto”

Jack White lleva años demostrando que tiene la mano rota para confeccionar hits rotundos removiendo los cimientos del rock clásico. En este “Lazaretto”, el que es el single de anticipo de su segundo Lp en solitario toma un buena dosis de Led Zepelin, unas gotitas de crossover a lo Rage Against The Machine, un ritmo implacable a lo “Give it Away” y un solo de puro Hendrix para servirnos un caramelo perfectamente envuelto. Un single que es un hit fruto de un ejercicio vampírico y pirotécnico que le sale a la perfección.

5. Brian Jonestown Massacre : “Goodbye (Butterfly)” /”Lions Ride Free”

El split que Brian Jonestown Massacre y Magic Castles compartieron para el Record Store Day es una pura maravilla. La banda californiana dirigida por Anton Newcombe se nos presenta en su faceta más lisérgica y expansiva firmando dos temas de psicodelia progresiva totalmente arrebatadores y elevados.

6. Luke Haines : Lou Reed, Lou Reed

El que fuera lider de The Servants y de los geniales Auteurs, uno de esos personajes del pop inglés inconfundibles que decidió hace ya años pertenecer a ese selecto grupo de outsiders conformado por Julian Cope, Lawrence o Robyn Hitchcock se le ocurrió en este último Record Store Day sacar un 7” como homenaje al que podríamos catalogar como abuelo de toda esta estirpe de genios del pop. Creo que a Lou Reed este tributo le haría mucha gracia.

7. Cenetph : “Silent Pain”

Aunque este trallazo ruidoso y grasiento lo parezca, Cenetaph no son la enésima formación de jovenzuelos que tienen sueños húmedos con The Jesus & Mary Chain. Este tema es incontestable y los emparenta, claro está, con los chicos malotes de cuero, Ray-ban y feedback guitarrero, sin embargo sólo hace falta echarle una escucha a los temas que conforman su primera maqueta para advertir que estos dos chicos que no llegan a la mayoría de edad tienen suficientes recursos musicales y registros para prestarles toda la atención del mundo. Su espectro musical reside en los 90’s pero no rehúsan coger la acústica para clavar un medio-tiempo onírico como es “Loveless” o acercarse más al Indiepop ochentero de bandas como Razorcuts, McCarthy o Weather Prophets para arrancarnos una sonrisa con “Be Happy”. Apunten y subrayen su nombre en la libreta de futuribles.

8. Circa Zero : “The Story Ends Here”

“Circus Hero” es un disco regulero, el trabajo de una banda con ciertos aires mainstream que suena por momentos a The Cult o desgastan tus oídos emulando a Muse o infligiendo pistoletazos de Britpop desgastado y que seguro que desearían ser los teloneros de la próxima gira de The Killers. Sin embargo rescatamos este tema de Power-pop tan bien resuelto que sobresale entre la nimiedad y nos devuelve a la cabeza a bandas como Redd Kross, Fastbacks o The Cars.

9. El Columpio Asesino : “Susúrrame”

Ocasión baldía o oportunidad perdida, como ustedes quieran. Tengo la sensación que los navarros malgastan un disco entero buscando un nuevo “Toro”. Y es que la que con su debut me pareció una de las bandas más frescas del panorama nacional aparenta estar atascada en esa fórmula de base metronómica de gusto electro (Northern Lite, Death in Vegas y si me apuras hasta Cycle) sazonados con cuatro acordes de guitarras fusilados a Joey Santiago y voces susurrantes. Un Lp monótono con algún tema como este “Susúrrame” que seguro que hace las delicias de la inmensa legión de fans que han cosechado y que se conforman con la repetición de estructuras porque sólo quieren bailar toda la noche. Para todo el potencial que se les presumía para mí el resultado final se queda en poca cosa.

10. Pains Of Being Pure At Heart : “Beautiful You”

¿El efecto sorpresa desapareció y con él la magia?. Vayamos por partes.

Los Pains sacaron un primer Lp antológico para el mundillo Indie que si bien no inventaba la sopa de ajo sí tenía una de las mejores colecciones de temas en muchos años. Conectó muy bien con el público indie de mediana edad en primer lugar porque recuperaba un tipo de sonoridad (Noisepop, C86) que hacía tiempo que no se practicaba a este nivel (con lo cual el factor nostálgico se activó) y no lo neguemos, a nivel local, y evidentemente (aunque ellos no fueran conscientes) porque era puro Super 8. El segundo disco fue continuista aunque producido de una forma más profesional, mejoró el sonido aunque eso era innecesario para su música (Belong sonaba a collage de Smashing Pumpkins) y ya se atisbaba cierto desencanto y aunque la media compositiva palidecía ante su predecesor se salvaba in extremis con algún hit impepinable.

Y llegamos al tercero donde la cosa se desinfla sin más dilación y llega la debacle con canciones bastante más insulsas, un Lp eminentemente más amable a nivel de sonido (¿dónde demonios están las guitarras?), más masticado, más soso y más aperturista a otro tipo de público. Más artificial y comercial con ganchos melódicos más baratos y en general bastante insubstancial y mediocre. Sí, es verdad, con todo lo que les queremos y con todo lo que nos hicieron disfrutar parece un poco injusto soltar palos así. Salvaremos de la quema “Beautiful You” porque es preciosa y porque si hubiera sido producida en la época de su debut sería casi un “Stay Alive”.

10+2 Remember Me : The Moles : Bury Me Happy / Stones : Something New

La explicación para estos dos temas es casi la misma. Moles fue una banda australiana que funcionó a principios de los 90’s y publicó dos Lps y varios 7” y Stones, neozelandeses de pro, pertenecen a la primerísima y dorada época del sello Flying Nun Records y sólo publicaron un ep y varios temas desperdigados incluiídos en el recopilatorio “Dunedin Double”. No hace falta decirlo pero ambas formaciones practican ese pop alucinado, positivo y desacomplejado que bebe del postpunk y de la Velvet y que extrañamete sólo se da por aquellas tierras de Dios. Uno de esos misterios sonoros que siguen refulgentes e indescifrables.

comments powered by Disqus